Archivo de la categoría: Publicaciones de colegas

Inmunodeficiencias primarias, mal silencioso en niños

Una interesante alerta a favor de la salud de los niños ,según inmunólogos ,es la que sigue: “Más de una bronconeumonía e infecciones recurrentes en la piel, así como falta de crecimiento y pérdida de peso, constituyen en un niño  señales para sospechar que padece una inmunodeficiencia primaria“;  otros signos de alerta que aconsejan ser atendidos por la familia,son: “si el niño requiere hospitalizaciones frecuentes por infecciones, algunas causadas por gérmenes poco patógenos y tiene familiares con antecedentes de muertes tempranas”.imagen de internet

Sin embargo, expertos como el mejicano Espinosa Rosales precisa que existen algunas manifestaciones clínicas que no están relacionadas con infecciones, esto  sucede cuando el enfermo tiene linfocitos muy bajos, es decir, menos de 30 %  de éstos en el primer año de vida, lo que revela que es un “niño burbuja”.

Con esta condición, indicó el especialista,  el niño debe ser aislado y evitar que le pongan vacunas, para impedir el contacto con algún germen, lo que permitirá salvarle la vida.Y es que en la mayoría de las veces,plantea el estudio, el padecimiento se manifiesta al ponerle las vacunas al niño, lo cual podría evitarse, si se hiciera  pesquisa neonatal para inmunodeficiencias combinadas, prueba médica que mide los linfocitos y que permite diagnosticar este mal, desde el nacimiento.

Las inmunodeficiencias primarias son enfermedades hereditarias que afectan el funcionamiento del sistema inmune, por lo que el cuerpo es incapaz de defenderse.

Un hospital ginecobstétrico habanero que apura el paso para ganar la batalla a la diabetes

El primer servicio de Diabetes foto_del_hospital1y Embarazo en Cuba se abrió en el año 1964 en el hospital América Arias, pero pronto se estableció en otro hospital ginecobstétrico también del Vedado habanero, el hospital Ramón González Coro, ahora de referencia nacional y que a propósito de la celebración de este Día Mundial de la Salud, dedicado la prevención de la diabetes, no podía faltar entre los que destacamos por el esmerado y oportuno tratamiento a sus pacientes, para que la enfermedad no repercuta sobre la calidad de vida de las mujeres que en la etapa del embarazo la padecen y para que su descendencia nazca sana.
Corroboramos esta información cuando conversamos con el profesor Doctor Lemay Valdés Amador, máxima autoridad especializada de ese colectivo y nos dio a conocer que este servicio de Diabetes y Embarazo tiene a su haber entre sus mayores y más recientes impactos: dos años consecutivos (2014 y 2015) en que hubo un solo fallecimiento fetal de madre diabética, el Doctor Lemay asegura que “estas son cifras que en América no las hay”. Este servicio cuenta con 22 camas,hubo en él, más de 200 nacimientos el pasado año y más de 300 en el anterior.
Una de las irregularidades y peligros que puede acarrear la diabetes gestacional es la , que se refiere al desarrollo o tamaño excesivo de los cuerpos, como es el caso de niños que nacen con un peso por encima de cuatro mil gramos. A estos bebés se les llama macrosómicos o macrofetos y múltiples estudios han demostrado en ellos una predisposición al padecimiento futuro de obesidad y diabetes mellitus.
El profesor Dr. Lemay Valdimagesés Amador, nos explicó el tratamiento que en el servicio de diabetes y embarazo de ese hospital se aplica a las gestantes; quedamos convencidos de que tener un bebé muy grande no es en realidad un buen resultado del embarazo, como la familia lo cree y hasta lo celebra por tradición con tremendo orgullo:”nosotros tratamos de lograr un control metabólico lo más ajustado posible,educar a la paciente en ese control” –explica Lemay Amador-“a eso le damos mucha importancia,ellas reciben sus clases,le explicamos los por qué y enseguida asumen y entonces ya no están tan contentas cuando paren un niño grande,lo que antes causaba un alboroto,y el esposo iba a la esquina del hospital y le decía a todo el mundo ,muy alegre y satisfecho: ¡Ella tuvo un niño de diez libras!”
En el tratamiento de estas mujeres en el González Coro confluyen varias especialidades médicas: endocrinos, ginecólogos y nutriólogos, que deciden juntos el camino a seguir en cada caso. Gracias a su elevada calidad científica del equipo y su consagración, sin mediar azucares, para la familia el término del embarazo culmina en un dulce final que beneficia a todos y de manera especial, a las madres y sus hijos.Ellos regresarán a casa, quedando la amistad entre equipo de salud y pacientes, sellada con abrazos, besos o palabras de reconocimiento para el mencionado servicio que apura el paso para ganarle la batalla por la salud y la vida, a la diabetes.

Trabajos de colegas relacionado con Diabetes y embarazo:https://mariacelys.wordpress.com/2013/12/17/diabetes-y-embarazo-que-hacer-para-evadir-los-riesgos/

La infertilidad se atiende, pero mejor se previene

Cada vez que Carlos Mario visita el centro de trabajo de su mamá es recibido con grandes pompas. A la altura de sus 14 meses no entiende por qué tantos arrumacos. Cuando crezca, su familia tendrá que explicarle qué lo hace tan especial entre las miles de criaturas cubanas nacidas en 2013.

Marbelis y Luis Carlos esperaron muchos años para tener en sus brazos a este hijo. Luego de decenas de pruebas e intentos fallidos, supieron que su única esperanza era viajar a un centro europeo de reproducción asistida con el que el Ministerio de Salud Pública tiene convenios de colaboración hace algún tiempo.

Dos años alejados de su rutina familiar y laboral parecían eternos, pero la gratitud de regresar con aquel bebé saludable y hermoso superó las nostalgias. Sabían, además, que su privilegio era grande, pues solo unas 15 familias pueden beneficiarse con ese programa cada año.

La suya era una gota de felicidad en un mar de congojas, pues el país reporta hoy 200 000 parejas infértiles atendidas en el Sistema Nacional de Salud, y las cifras pueden crecer si la juventud no cuida su capacidad reproductiva, según informó la pasada semana el doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del Programa Materno Infantil.

En el 60 por ciento de esos casos, el problema pudiera ser resuelto en el municipio de residencia de las parejas, porque depende más de la profesionalidad del personal de Salud que de recursos materiales. En 2013, esas consultas procesaron 21 105 nuevos casos y hasta abril de 2014 ya registraban 14 814.

Pero cuatro de cada diez parejas necesitan una intervención más agresiva, solo posible en un laboratorio moderno. La reactivación de la red de centros provinciales de reproducción asistida de baja tecnología debe concluirse en 2016, pero ya en 2013 se realizaron unas 1 800 inseminaciones y se lograron 646 embarazos. Este año las cifras van por 754 y 107, respectivamente.

El doctor Fumero explicó que pronto se culminarán las modificaciones estructurales y la modernización del equipamiento en Santiago de Cuba y Ciego de Ávila. Además, se esperan recursos contratados en el exterior para otras cuatro provincias en este año y cinco más el próximo.
Cuesta, pero vale

La cúspide de este servicio son los centros territoriales de alta tecnología, en los cuales ponen sus esperanzas hoy unas 2 500 parejas. Solo en ese nivel pueden aplicarse soluciones avanzadas como la fertilización in vitro (FIV), la inclusión citoplasmática (ICSI), el abordaje quirúrgico por factor masculino severo y la donación de óvulos (ovodonación).

El laboratorio del capitalino hospital Hermanos Ameijeiras ha procesado centenares de casos desde 2007 y solo ha logrado 87 nacimientos. Cuando se terminen los tres nuevos centros podrán atenderse hasta 1 200 parejas al año. El del hospital González Coro reportó este año su primer embarazo y los otros (Cienfuegos y Holguín) ya iniciaron las transferencias embrionarias.

Además de su costo, lo que ralentiza la red cubana de atención a parejas infértiles es su bajo rendimiento, en muchos casos porque la infertilidad es causada por descuidos acumulados en el aparato reproductor de sus pacientes: inflamaciones pélvicas mal atendidas, traumas por golpes o vestuario inadecuado, ambiente contaminado, adicciones, interrupciones de embarazos en la adolescencia y una alta incidencia de ITS como la clamydia, el VIH o el virus del papiloma humano.

A la lógica dificultad para fecundar en esas circunstancias, se suman elementos culturales, como la negativa de algunos hombres a estudiar la calidad de su semen (con lo cual se pierde tiempo y a veces se invade el cuerpo de la mujer sin necesidad) y factores socioeconómicos que dificultan a muchas parejas atenderse en la capital, por lo que han rebasado la edad reproductiva ideal en espera de que la técnica se acerque a sus territorios.

Consolidar este servicio es una tarea más humanitaria que estratégica, porque no es en esas parejas donde se encuentra la mayor reserva de natalidad del país, recalcó el ministro de Salud, Roberto Morales, pero insistió en que no se renunciará a ayudarlas, aun cuando sus probabilidades de éxito sean menores.
Prevenir, preservar

En el actual escenario poblacional es imprescindible educar a la juventud para que opte por métodos de planificación familiar menos invasivos. Bajar las cifras anuales de 20 000 abortos y 39 000 regulaciones menstruales ayudará a cuidar la capacidad reproductiva del país y disminuirá la presión sobre la red de parejas infértiles.

También hay que cuidar la morbilidad y mortalidad de las mujeres en edad reproductiva. Hay casos de afectaciones por enfermedades crónicas e infecciosas que en muchas ocasiones son prevenibles, lo cual implica promover más autocuidado e inculcar buenos hábitos de vida desde edades tempranas.

El doctor Fumero apuntó que en 2013 el cinco por ciento de esas mujeres fueron pesquisadas en los consultorios de la atención primaria de salud para dialogar sobre posibles riesgos preconcepcionales, y en lo que va de 2014 ya se llegó al 12,5 por ciento.

La meta es que el diálogo abarque cada año al cien por ciento de esa población, para asesorarla en sus decisiones y consolidar el manejo interdisciplinario de sus posibles complicaciones de salud.

No se trata solo de evitar embarazos indeseados, también debe ayudarse a las parejas a elegir el mejor momento para buscar descendencia según su salud integral y sus condiciones sociales. Además, debe estimularse la captación temprana de las embarazadas para facilitarles el diagnóstico precoz de cualquier trastorno que comprometa el fruto de esa concepción y tomar las medidas adecuadas en su acompañamiento.
Fuente:Mileyda Menéndez Dávila
Juventud Rebeldefertilidad

Nuevos beneficios para la reproducción asistida en Cienfuegos

equipos reproducción asistida En funcionamiento se encuentra la Sala de Reproducción Asistida con Alta Tecnología in Vitro, importante y nuevo servicio que ya se presta en el Hospital Provincial Doctor Gustavo Aldereguía Lima, el cual alcanza cobertura territorial, pues cubrirá todas las provincias centrales y Camagüey.
La doctora Práxedes Rojas Quintana, directora del centro, ponderó los costosos equipamientos adquiridos por el Estado cubano para poner en marcha esta sala-laboratorio, en pos de ayudar en la concepción de hijos a las parejas con problemas de fertilidad.
Los precios mundiales de estos procesos frisan los 12 mil dólares por pareja, mas aquí se realizan de forma completamente gratuita. El programa, aprobado en Cuba desde el 2007, consiste en garantizar cobertura asistencial a las personas con dificultades para engendrar, a través de la recepción, diagnóstico, clasificación y tratamiento de las posibles causas del problema.
Esta unidad cienfueguera contribuye a tan plausible intención desde el 2010, pero antes lo hacía con la denominada baja tecnología, a través de inseminaciones intrauterinas. Precisa destacarse que, mediante dicho método, unas 2 000 parejas infértiles concibieron.

Fuente:www.granma.cu